Filosofía Institucional

La comunidad educativa basará el desarrollo de sus actividades en los siguientes pilares:

  • Amor: Sentimiento y pasión, comprender que el amor es esencial en la vida, dirigir acciones con actitud de siembra y bondad; construir vínculos afectivos que edifiquen seres humanos íntegros y sensibles, sustentado en relaciones humanas con dignidad y profundidad que satisfacen el propio ser.

  • Integridad: Gestión con coherencia, firmeza, rectitud y transparencia; fundamentado en principios y el cumplimiento de normas, respetando la confianza dada. La integridad personal se refiere a la totalidad de aptitudes que desarrolla un ser humano sin conformismo, recorriendo distintos campos del saber que lo hacen un ser correcto, justo, educado, veraz, e intachable.

  • Solidaridad: Apela a los sentimientos para mantener una colaboración mutua, especialmente en las experiencias difíciles que se presentan en el día a día.

  • Ética: Se ocupa justamente de formar y preparar a la persona como sujeto moral para que pueda construir y ejercer su condición humana en el mundo.

  • Respeto: Aceptación y comprensión de los derechos y deberes individuales y colectivos, reconociendo y aceptando el valor de cada uno de los integrantes de la comunidad educativa.

  • Honestidad: Actitud coherente frente a todas las actuaciones, armonizada por la rectitud, honradez, transparencia, justicia y la verdad en todas sus acciones.

Pilares

La comunidad educativa basará el desarrollo de sus actividades en los siguientes pilares:

  • Formación y desarrollo humano: Proceso educativo fundamentado en un Modelo pedagógico que responde  a las necesidades actuales de la comunidad,  basado en un aprendizaje cognitivo, constructivista, y humanista; en donde el desarrollo de competencias personales, el pensamiento lógico matemático, el lenguaje, la ciencia, la tecnología, la innovación y un alto énfasis en inglés se sustentan y armonizan con los valores institucionales como la pertinencia, convicción, espíritu emprendedor y la responsabilidad. Con todo ello, este modelo pedagógico “nutre” y son fuente de actualización del plan de estudio de la institución.

 

El respeto a la argumentación, el desempeño excelente de sus profesores y colaboradores se apoyan en procesos y procedimientos que se sustentan en una formación humana, en donde se fortalece el liderazgo, compromiso, trabajo en equipo, toma de decisiones, desarrollo de habilidades y aptitudes; todo ello hace que el estudiante de la institución se proyecte como líder y ciudadano del mundo. La formación y desarrollo humano acoge e incluye inicialmente al profesor en un mejoramiento continuo, permitiendo que este agregue valor al proceso de enseñanza – aprendizaje.

 

En la institución educativa se fomenta el deporte como actividad de sano esparcimiento, y medio de fortalecimiento de valores, liderazgo, trabajo en equipo, alegría y consecución de metas.

 

  • Liderazgo positivo compartido: Conjunto de capacidades y acciones orientadas al logro de metas y objetivos compartidos, fundamentadas en la iniciativa, pensamiento creativo de los integrantes de la comunidad académica, su responsabilidad, su integridad y su determinación, que conduzcan a impactar positivamente los grupos de interés.

 

  • Excelencia en la gestión: La gestión de la institución educativa se distingue por una actitud al logro de resultados sobresalientes en los diferentes desempeños por áreas. Para ello el direccionamiento fortalece el diseño, la planeación, la organización y el desarrollo de procesos académicos, la optimización de los recursos y la evaluación permanente para una mejora continua; apuntando con esto al logro de la calidad educativa coherente y comprometida con el desarrollo de la comunidad académica.

 

  • Competitividad global: Desarrollo de ventajas y capacidades competitivas que permitan adaptarse al cambio y a las transformaciones constantes, propias de un mundo globalizado; en donde la innovación, la investigación, el acceso a la información, la generación del conocimiento, la calidad, la productividad y la sinergia facilitan el logro de los objetivos institucionales y aprovechamiento de las oportunidades.

La competitividad global por supuesto demanda incorporar un cuerpo profesoral competente ético, profesional, acorde a los planteamientos institucionales y perfiles definidos, en especial guardar correspondencia y coherencia con la misión, principios y valores de la institución.

 

Igualmente, la institución educativa podrá realizar convenios interinstitucionales, que le ayuden, lo acerquen y le permitan cerrar brechas de conocimiento y competitividad global.

 

  • Conciencia y práctica social y ecológica: La institución educativa se distingue por una actitud reflexiva respecto a su rol educativo. Propicia la sensibilidad y compromiso frente a la realidad social y ecológica, realizando acciones concretas de manera responsable, sustentable y pertinente.

 

  • Incorporación y aplicación de las tic’s: Las tecnologías de información y comunicación apoyan la gestión en las diferentes áreas de la institución. En los estudiantes se orienta al desarrollo de competencias superiores a través de la conectividad y la creación de ambientes virtuales de aprendizaje, eliminando barreras, espacios temporales y fomentando el autoaprendizaje.

 

La institución educativa gestiona, participa, y propende por la movilidad del conocimiento, en pro del cumplimiento y correspondencia de su horizonte Institucional.

Valores Institucionales

La comunidad educativa fomentará la formación en los siguientes valores:

  • Inclusión: Atender con calidad y equidad las necesidades comunes y específicas que presentan los estudiantes, asegurando que todos tengan las mismas oportunidades, posibilidades reales y efectivas de acceder, participar, relacionarse y disfrutar del servicio educativo.

  • Liderazgo: Capacidad de asumir retos, motivar y motivarse para trabajar en la consecución de un fin establecido.

  • Convicción: la institución educativa cree firmemente en la pertinencia y proyección de la educación mediante un modelo humanista, social e integral, basado en valores, con un enfoque asociativo, con excelencia en su quehacer y en el desarrollo de un liderazgo positivo compartido; respaldado en un equipo humano con criterio, competente y comprometido en la construcción de una sociedad más incluyente.

  • Pertinencia: Responder a las necesidades y expectativas de la comunidad educativa.

  • Espíritu Cívico: Convivencia en sociedad, respetando a los demás, al entorno natural y a los bienes públicos, desde la urbanidad, la cortesía y el cumplimiento de las normas. La institución educativa incorpora ese espíritu cívico en su gestión para impulsar generaciones futuras, mediante la participación útil en la colectividad, incluso buscando su moralización.

  • Espíritu Emprendedor: Mediante el desarrolla habilidades orientadas a enfrentar los desafíos y a alcanzar las metas propuestas. Inspira a dar lo mejor de sí, como una fuerza en movimiento que; con actitud innovadora y creativa; impacta en el entorno y la sociedad.

  • Responsabilidad: Características positivas de las personas, capaces de comprometerse y actuar de forma correcta frente a los hechos.